MENÚ

¡Emprendedor, no cometas estos errores!

Supercomp Digital
21/06/2018
Si eres una eprsona emprendedora no cometas estos errores

Para muchos, emprender es una de las mayores aspiraciones en la vida. En la actualidad son muchos los empresarios que toman la iniciativa de emprender un negocio. Sin embargo, la creación de una empresa no es tarea fácil. Tener una buena idea no es suficiente. Sobre todo cuando no se cuenta con cierta estabilidad financiera. Hay que tener en cuenta algunos aspectos que pueden hacer que el negocio triunfe o pase inadvertido entre otras ideas y acabe malográndose al poco de nacer.

Forma parte de la naturaleza de los empresarios ser persistentes y optimistas. Sin embargo, es prudente hacer una pausa para entender qué errores cometen.

Cinco errores comunes entre los emprendedores

1. Socio erróneo. Cuando un profesional decide crear una empresa, al principio la relación con el asociado es perfecta. Sin embargo, con el paso del tiempo esta relación deja de ser tan idónea como al comienzo. Por este motivo, lo más recomendable es definir las tareas que llevará a cabo cada uno, estipularlo por escrito y evitar así malos entendidos.

2. Narcisismo en el producto/servicio. Durante el desarrollo de un producto, es necesario medir y averiguar previamente qué piensa le gente, realizar estudios de mercado y descubrir si es bueno y si gusta. De esta forma el profesional emprendedor podrá plantearse si su producto realmente es tan bueno como cree y no llevarse un chasco una vez lanzado al mercado.

3. Síndrome Inspector Gadget. Este concepto hace referencia a uno de los mayores errores que en el mundo profesional nos topamos. Y es que parece que el emprendedor todo lo sabe y todo lo entiende, no sabe delegar y todas las tareas recaen en él. Por ello es importante contar con la ayuda de los demás. Aportarán las herramientas necesarias y se encargarán de tareas concretas para que el empresario se pueda centar en el negocio.

4. Morir de éxito. Hay empresarios que ven crecer su negocio exponencialmente y creen que tendrán éxito asegurado de por vida. Pero tener éxito puede ser peligroso si no se controla. Por este motivo siempre se insiste en no empezar la casa por el tejado, sino crecer poco a poco para que la evolución de la entidad sea constante y equilibrada.

5. No vender. Es la sentencia de la mayoría de empresas que cierran. Hay empresarios que tienen miedo de vender su producto. No se atreven o no cuentan con el don comercial para venderse con éxito. Esto no debería ser un problema. Los comerciales que trabajan para la empresa realizarán el engorroso trabajo por el empresario. También se pueden llevar a cabo planes de marketing que ayuden a las ventas.

Cada tipo de emprendedor tiene sus fortalezas y debilidades. Conviene conocer cuál es tu perfil de emprendedor y seguir los pasos necesarios para crear una empresa, con todas las partes que requiere.

Compartir:


Noticias relacionadas

Otras noticias