MENÚ

Alcanza tus objetivos sacándole partido al pesimismo

29/11/2018

Emprender un proyecto personal o laboral puede ser bastante complejo, pues la mayoría de las ocasiones implicará dar un salto fuera de nuestra zona de confort. Al hacer esto, nos alejamos de aquellas acciones y habilidades que dominamos, para intentar cosas nuevas y desarrollar capacidades distintas. Por esta razón, puede ocurrir que hagamos mal ciertos pasos del procedimiento. Sin embargo, eso no quiere decir que no podamos volver a intentarlo una y otra vez.

Los planes específicos son cruciales para tener éxito en cualquier cosa que intentes. Esos planes específicos deben incorporar una comprensión de todas las barreras que te impedirán alcanzar tus metas.

La próxima vez que estés contemplando un objetivo importante, libera a ese pesimista y déjalo correr. El truco es no usar los obstáculos como una razón para no perseguir el objetivo. Trata esos obstáculos como cosas que puedes planear.

Seguramente encontrarás problemas potenciales, pero piensa en lo que puedes hacer para minimizar el impacto de estos impedimentos. Piensa en las que podrían tener el mayor impacto negativo en tus objetivos, especialmente si existe una gran posibilidad de que existan. Esos son los que hay que abordar primero.

Si hay algunos obstáculos sobre los que no puedes encontrar una solución, averigüa cuánto puedes hacer. Deberás elegir entre renunciar a un proyecto por el momento o seguir adelante y asumir que te enfrentarás a algunos problemas que inicialmente considerabas insuperables.

Por tanto, no te rindas demasiado rápido. Y si necesitas ayuda, pídela. Eso sí, las personas responden positivamente a solicitudes de ayuda cuando ven lo que has logrado con mucho esfuerzo. Lo esencial está en convertir tu pesimismo en una característica empleada sabiamente, y no en un error.

Compartir:


Noticias relacionadas

Otras noticias