MENÚ

La necesidad de hacer alguna lluvia de ideas con tus empleados

Supercomp Digital
22/07/2019
Luvia de ideas para aumentar la creatividad

La tormenta o lluvia de ideas es una técnica creativa que fué desarrollada por primera vez por el publicista Alex Faickney Osborn, que consideraba que un individuo es más creativo al contrastar con otros ideas y dudas.

Esta estrategia creativa es muy recomendable para poner en común las diferentes sensibilidades de un grupo de trabajo. Algo que parece una obviedad, está muy lejos de ser frecuente en las empresas españolas en las que la jerarquía suele confundirse con el sometimiento.

Como empresarios debemos aprender a escuchar a nuestros trabajadores, puesto que son ellos y ninguna otra persona quienes tienen la información sobre errores y mejoras y por lo tanto la clave de nuestro crecimiento. Las personas que trabajan día a día dentro de tu empresa son las que conocen a tu competencia y las que pueden ayudarte a diferenciarte de ella.

Como trabajadores, debemos acostumbrarnos a un tipo de relación diferente con nuestros superiores y aprender a ser eficientes sin necesidad de supervisión. Por otra parte, aportar ideas a la empresa no es un sobreesfuerzo ni debe darnos miedo. De forma asertiva podemos mejorar nuestras condiciones y las de los demás.

Una lluvia de ideas es una óptima manera de fortalecer la relación entre la empresa y la trabajadora porque fomenta la naturalidad de la relación, la confianza de ambas partes y, además, puede destapar mejoras o sugerencias altamente beneficiosas para el futuro de la compañía.

Normas para llevar a cabo una lluvia de ideas:

Para que sea efectiva, la lluvia de ideas tiene que cumplir ciertas características:

1. Están totalmente prohibidos los comentarios críticos o las correcciones. Absolutamente prohibidos. Las personas deberán expresarse libremente y sin madurar la idea. Las propuestas deben ser espontáneas.

2. Es importante que se generen un gran número de ideas, de ahí que la espontaneidad sea fundamental.

3. Los participantes en una lluvia de ideas deben tener interiorizado que nada de lo que se diga en esa reunión está fuera de lugar o se tendrá en cuenta para cualquier cosa que no sea constructiva.

4. La figura del moderador: es importante que una persona con experiencia en este tipo de técnicas guíe a los participantes en la intervención y sea capaz de motivarles.

Cómo organizo un brainstorming:

Se expone un problema o un tema que interese tratar. El tema puede ser de carácter interno o una estrategia que se quiera implementar en ventas, imagen, comunicación*

Los participantes anotan sus ideas rápidamente para no perder esa espontaneidad que mencionamos y el moderador se encarga de recogerlas y ordenarlas para intentar no repetir conceptos o propuestas.

Una vez se hayan ordenado las ideas, las debatiremos en voz alta -por si necesitan ser explicadas o matizadas- y pasarán a votación, siendo excluidas las que se consideren menos adecuadas para el proyecto.

Las ideas mejor valoradas serán una base sólida sobre la que empezar a trabajar. De su posterior desarrollo e implementación tendrán que ocuparse los responsables de las áreas que corresponda.

Beneficios de la lluvia de ideas:

La lluvia de ideas no es una estrategia que pueda llevarse a cabo semanalmente. Posiblemente no deba hacerse más que una vez cada seis o nueve meses porque está pensada para tratar problemas puntuales o cambios de rumbo.

Pero es una interesantísima herramienta para encontrar soluciones alternativas a otros enfoques que no nos daban los resultados óptimos.

De hecho, no es la primera vez que lo que hasta entonces sonaba como un disparate se convierte en una fantástica campaña de márketing, por ejemplo. ¿Os imagináis la cara que se le pudo quedar al CEO de Red Bull cuando algún trabajador iluminado propuso tirar a un señor desde el borde de la estratosfera? Y resultó ser una de las -si no la más- campañas de mayor trascendencia de todos los tiempos.

Así que, ¿por qué no probar? La comunicación nunca es una elección que de malos resultados sea cual sea la fórmula comunicativa. También la lluvia de ideas.

Compartir:


Noticias relacionadas

Otras noticias