MENÚ

Mujeres pioneras en el ámbito de la tecnología, ¿las conoces?

Supercomp Digital
29/04/2019
Cómo aparecer en Google Maps

¿Cuántos nombres de mujeres pioneras en el lucrativo sector informático podrías mencionar? ¿Y en el de la automoción?

Afortunadamente esta no es una pregunta que puntúe, porque habríamos suspendido el examen un enorme porcentaje de las encuestadas.

En un sector tan masculinizado como la tecnología, han sido precisamente mujeres las que lo han revolucionado.

Y es que, durante demasiado tiempo, el mero concepto de ser mujer y emprender en un área *que no le correspondía* ha sido motivo de burla, castigo, menosprecio y, muy frecuentemente usurpación del trabajo por el que se le había censurado.

Y, si bien es cierto que ser mujer pionera en cualquier ámbito ha sido siempre una vocación de riesgo, aquellas que lo han sido en los sectores de la tecnología y la informática, posiblemente se lleven la palma del ostracismo laboral en el páramo del reconocimiento social. Y económico, por descontado.

A día de hoy podemos afirmar con satisfacción que hemos iniciado el camino hacia la desmitificación de las *profesiones de hombres y de mujeres*. Un camino que no debe darse por más que iniciado ya que, como cualquier otro cambio en la estructura económica y social, requiere de largo recorrido. De hecho, la estadística confirma que queda mucho por hacer. La evolución de la matrícula en el Grado de Informática en España está todavía increíblemente atascada, algo que tiene sentido si analizamos el contexto formativo y laboral de las mujeres que nos desarrollamos profesionalmente en el sector de la tecnología.

Ser una mujer pionera se complica en las ramas tecnológicas

Aún a día de hoy nos enfrentamos a la condescendencia o el asombro cuando les recordamos a nuestros compañeros que sabemos realizar cálculos o procesos de computación.

Si nos referimos al crecimiento laboral, la cosa no suele mermar en prejuicios. En general, las mujeres tenemos una reputación positiva para asumir cargos de responsabilidad en cuanto a gestión de tareas. Se delega en nosotras porque se nos presupone (más) responsables. El problema está en que esta asunción de la carga laboral no se refleja en el intraemprendimiento y la promoción interna.

Es posible que uno de los muchos handicaps que contribuyen a estas situaciones sea el haber crecido sin referentes femeninas en estas áreas.

Pero ha habido mujeres, desde luego. Mujeres pioneras que transformaron la informática y la tecnología ayudando a crear el increíble mundo desarrollado del que disfrutamos hoy.

Hoy recordaremos algunos ejemplos de mujeres precursoras en sus trayectorias:

Ada Lovelace

Tratada por la historia como la *ayudante de*, más de cien años después de su muerte sus escritos fueron por fin publicados con su nombre real dando a conocer a una de las pioneras de la programación informática. Su trabajo algorítmico y analítico puso en marcha la creación del protoordenador.

Evelyn Berezin

Si, el primer ordenador de oficina lo creó una mujer.

Esta ingeniera informática norteamericana desarrolló el programa de almacenaje y edición que daría lugar al primer procesador de textos de la historia en el año 1968.

Grace Murray

La matemática militar conocida como Amacin Grace fue la responsable de implementar el primer compilador para un lenguaje de programación. La aplicación de este sistema dió como resultado el lenguaje universal COBOL, todavía vigente.

Márgaret Hamilton

A pesar de la enorme brecha de género que caracteriza tanto la época -años 60- como al sector, esta brillante informática fue pionera en el desarrollo de la ingenería de software. Sin su trabajo el Programa Espacial Apolo no se habría materializado en el envío de un ser humano a la luna en el año 1969. Continuó su trabajo en la MIT supervisando el desarrollo de software para futuras misiones espaciales.

Esperamos haber contribuido a seguir derribando estereotipos. Es evidente que ha habido mujeres fundamentales para la construcción de la era tecnológica y digital que vivimos. Reconocerlas ayudará a motivar a sus brillantes futuras continuadoras y a sus compañeros. Necesitamos más mujeres pioneras, sigamos construyendo camino entre mujeres y hombres para hacerlo posible.

Compartir:


Noticias relacionadas

Otras noticias